Destacado

Cuando el estro habla

 Dedicado a dos poetas de mi tierra.

                       A Cortés que en paz descanse y a mi vecino  Cabrales, con el motivo de que las nuevas generaciones los recuerden como los poetas malditos de Nicaragua.

Julio Cabrales, Poeta nicaragüense vanguardista.

Poeta de sencilla vida, aléjate de esta hoja.

Quémala, y mira como el fuego incendia mis palabras.

Puesto que no mereces tocar con tus inexpertas manos

mis miles de aventuras, llantos y tediosos bostezos.

 

Poeta, de larga melena e hirsuto bigote,

¿Ya has viajado fuera de la tierra?

¿Con alas de cenzontle, has volado fuera de tus sábanas?

Si jamás tocaste con tu lengua el cielo, por favor, no leas más mi poesía.

 

. . .

Poeta, que conociste personalmente a los dioses,

y fuiste demiurgo y mendigo.

Libros devoraste empero tu estómago rugía aún de hambre.

 

Poeta loco pero de grandes ideas,

Te invito a mi fiesta.

Mas mi poesía está inspirada en tu don,

Porque bien sabemos vos y yo que no todo nos valió verga.

 

Ahora vos, quien has llegado hasta aquí,

¿Quién diablos te has creído?

¿Acaso también dios te ha maldecido?

¡Ah!, llora, porque nadie te entenderá jamás

o ríe y ríe por ser otro loco más!

 

“Ningún lugar ocupa la palabra

Y en ella cabe el Universo entero”,

¡salud al gran poeta leonés!

¿Y si no sabes quién es?

Te maldigo por no conocer a Alfonso Cortés,

quien yació delirando en su mental mausoleo.

 

Post modernista, o seas vanguardista,

quizá perfecta sea tu lira,

pero jamás tu presencia será bienvenida

si no conoces al siguiente de la lista.

 

Quien camina sin rumbo por las calles de Managua
y siempre fiel a su paso lento
¡grita al cielo que le devuelva a su amada!
sin saber ya, lo que es el sufrimiento.

 

Un poeta cuyo nombre ni él mismo recuerda

y que Nicaragua también ha olvidado,

fue elegante de chaval el hijueputa

y del Coronel subordinado.

 

Su nombre, sinónimo de leyenda

Julio como el mes del año,

reposa su don en la senda

cuando de poetas nos volvemos extraños.

 

Es la locura la virtud más valiosa de un poeta
porque escribimos por locura
y habrán muchos más como yo por todo el planeta
que aún no quieren encontrar la cura.

Y “el fantasma que va a ser de ti,

está entre nosotros”.

Alfonso Cortés, Poeta nicaragüense postmodernista.

    Salvador Gutiérrez

El Príncipe Azul

El Príncipe Azul

images

Maestro, príncipe y austero griego

si no fuiste de mi tierra, eras chileno.

Argentino, Español o Parnasiano,

!Ah! Cosmopolita, cuan grande fue tu ego.

 

Recuerdas Darío, las lecturas de Verlaine,

y tus disputas con Unamuno

!Que tiempos aquellos!

 

Poeta que dejaste en casa tu espectro

y fue Cortés quien lo encontró

envuelto en una sombría aparición

de un demonio insurrecto

que a un poeta cuerdo

en LOCO convirtió.

 

Periodista de LA NACIÓN,

y entonces Europa te acuñó.

Leíste al maldito de Baudelaire

y a su alma gemela Poe.

 

Te volviste uno de ellos,

distinguido poeta de indio plumaje,

y luego vinieron los “Vanguardistas”

que intentaron acabar con tu sucesión,

y decían amarte, te dijeron padre

pero eso nunca fue amor.

Querían desligarse de tu efigie

se burlaron de tus cisnes

y de vos

!Oh! Demiurgo creador.

 

“Padre amado,

que en vida fueras principado dipsomaníaco,

tened piedad de mí…

por ser tu alabastro y vos mi escultor”

 

Salvador Gutiérrez

Crítica de Victor Benuri hacia el Vanguardismo de José Coronel Urtecho

VANGUARDISMO DE JOSÉ CORONEL URTECHO

coronel_urtecho   “José Coronel Urtecho”

¿Cómo inicia el Movimiento Literario Vanguardista en Nicaragua?

Mágico seria conseguir una máquina del tiempo y viajar al pasado para documentar tal cual su inicio y sus principales autores. Existen muchos estudios al respecto, todo apunta, como debe ser, hacia Rubén Darío, el amado enemigo. ¿Por qué amado enemigo? Porque era menester acabar con esa copia, sí, existió la necesidad de crear un nuevo camino, un nuevo sendero para las letras nicaragüenses. En las palabras liminares de una de sus obras el mismo Darío escribió que se debía ser original y no copiarle. El vanguardismo nicaragüense es entonces un movimiento de renovación literaria que conduce el surgimiento de una nueva poesía, despojada de símbolos innecesarios.

En las grandes metrópolis existen movimientos artísticos que dan vida a la bohemia, en nuestro caso las dos ciudades que aportaban tal cosa era Granada y León. Ciudades enfrentadas política y literariamente. Sin embargo, el vanguardismo es un movimiento que nace a miles de kilómetros de nuestras fronteras. Un movimiento con un lenguaje diferente para explicar los fenómenos sociales y políticos que proliferaban en Europa y después en Hispanoamérica.

Vanguardismo en Nicaragua

Comenzó con un grupo de jóvenes que convergen en Granada para definir el rumbo del movimiento y determinar cada uno los elementos revolucionarios que han de incorporar al mismo.

Oda A Rubén Darío

Según algunos han fijado como fecha inicial del movimiento vanguardista en el año 1927, en que aparece la Oda a Rubén Darío” , del poeta José Coronel Urtecho , publicado en el Diario Nicaragüense de Granada, y que sirvió para trazar la línea divisoria entre las tendencias respetadas hasta ese momento y la producción de una nueva poesía creada por jóvenes granadinos.

La oda es considerada como el poema manifiesto que sirve de semilla al movimiento. Sin embargo, otras personas han fijado en 1931, año en que se publica por primera vez “VANGUARDIA”.

No obstante, he de centrarme en José Coronel Urtecho; genial seria encontrarnos con una biografía más detallada de su vida, como sucedió con Rubén Darío, esto porque según algunos letrados lo colocan como el principal precursor del movimiento vanguardista en Nicaragua. Sin embargo, solo encontramos datos básicos de su vida. Nació en Granada en el año 1906 y murió en Río San Juan en 1994. Poeta y traductor, ensayista y crítico, narrador y autor teatral, animador de la cultura nacional e historiador. Quizás la mente más lucida y controversial del movimiento de vanguardia por limpiar el paisaje poético del trasnochado “rubendarismo“.

No todo lo que dicen los libros son cosas ciertas, la sabiduría se encuentra en la duda. Aunque existan biógrafos estos siempre dibujaran la mejor pintura de su modelo. Pese a esto, los libros dicen que Urtecho era un artista urgido a la innovación y el experimento continuo. A los 18 años viajó a San Francisco California, donde se especializa en Literatura; de regreso a Nicaragua introduce las innovaciones de la poesía norteamericana a la poesía nicaragüense. No obstante, al mismo tiempo que Coronel llevaba la más reciente poesía de los Estados Unidos, Luis Alberto Cabrales trajo al país la poesía vanguardista francesa y colaboró en Semana, revista de Managua, con José Coronel Urtecho.

La poesía del poeta Urtecho está reunida en su libro Pol- la D´ananta Katanta Paranta Dedómjmia T´elson

150643

—————————————————————————————————————————

Nota de Autor:

“Me detengo y descubro que no hay nada original en él”.
Si se trata de innovar ¿Por qué introducir las formas anglosajonas a nuestras letras castellanas? Quizás es hora que me detenga mientras golpeo el teclado de mi ordenador con las yemas de mis dedos y aceptar que no fue original mucho menos innovador. No soy nacionalista, soy pésimo al respecto. Quizás no es lo que deseas querido amigo Salvador, pero una cosa que si he aprendido entre tantos libros es aceptar la realidad.
Innovar, innovar, innovar para mi es crear algo nuevo, ajeno a lo anterior, introducir elementos desconocidos, jamás nunca leídos, pero usar las formas norteamericanas y castellanizarlas no lo veo innovador. Así que ingreso a mi cuarto para hacerme de un toque de marihuana para fumármelo. Es lo más vanguardista que puedo referirte querido amigo. Lo siento soy un hijo de puta con el nicaraguensismo, a veces me vale verga…

El Sueño

I

El furor en mi cuerpo

y el continuo desvarío

nublaron mi destino

aunque era siempre el mismo.

La muerte adyacente

a la vista de un ciego

produjeron en mi mente

este maldito alter ego.

Podría redimirme,

pero de pronto, el sueño,

el anhelo de estar

y luego,  la colina

de pastos amarillentos,

un ángel y el miedo

de besarnos sin ser humanos,

mas fueron las golondrinas

simbolismos de flagelos.

Tal caminar al revés

como cangrejo,

y volvernos a conocer

en otro sueño.

II

!Oh! proyección divina, si existes

también el camino hacia el Alaska.

No recuerdo,  pero dormida

yacías sobre una planicie de hielo.

Y me acosté a tu lado, !Oh Luna Llena,

te aullé como un lobo enamorado!

No recuerdo. Te amo.

Pero vos despertaste y me dijiste

tu nombre en silencio.

Entonces, creí delirar,

después recordé que tan solo eras

un sueño.

s. f

Salvador Gutiérrez

Poesía I

(Los ángeles dejaron de volar)

“Hasta el diablo alguna vez
 fue un ángel”

Se cubría la cara con vanidad,

y viéndose al espejo gesticulaba gestos raros.

Miraba profundamente sus ojos,

aún rojos, porque minutos antes había fumado.

 

Fue solamente tierra,

pero pese a ello, sus ojos lucían quebrados,

Y escribió sobre lo que es y no está,

que sientes y no ves,

que sientes y respiras-.

 

El poder de Sargatanas

de invisibilizar sus figuras,

de ser y no estar

y de estar y no ser.

 

Entre espíritus

o energías sin materia

que sientes y no ves,

no es aire, es azufre

mezclado con formalina.

 

Quizá fue una pesadilla

 envuelta en un orbe deforme,

que sientes y respiras-.

 dentro de un ataúd,

 a esperar, sin ser ni estar,

 hasta la otra vida.

 

Como sombras deambulando por las calles

en donde las leyendas conocieron el mal

y en cuyas infamantes noches

masticaron el cerebro de algún loco.

 

 

Vivir sin pensamiento lúcido,

Y diablos azules ver rondar en el cuarto-.

(Desperté y de súbito sentí algo al borde de mi cama)

estaba en el suelo,

nervioso y muerto de frío

mi tío Pedro,

envuelto en llanto.

 

 

Hoy él es uno de ellos,

un espíritu fugaz y transparente,

mientras los demonios

queriéndose de él alimentar, no lo tocan,

porque está protegido por el gran Elohim “יהוה

 

¿Y aún no sabes quién eres?

 Thanatos sea tu nombre,

 la oscuridad tu consorte.

Y cuya ley de los muertos exhorte

 que las caras de Jano sean mostradas al hombre.

“per eo scriptum arcano

 Daemonium,

ante mortem”.

                                                                                                                                                Salvador Gutiérrez

Locura

En este papel he dejado algunas letras,

Las cuales más de alguno no entenderá,

Solamente aquel que tenga la llave maestra,

Será el único que me conocerá.

Porque estoy encerrado por dentro,

Siendo prisionero de la soledad,

Y la llave será el psicológico inconcierto,

Que te hará vivir siempre en la oscuridad.

Solo quien ha dormido con demonios me conoce,

Aquel que en sueños se esconde para de mi escapar,

También quien escucha despierto extrañas voces,

Las mismas que los han intentado asesinar.

Solo los que padecen de mi me entienden,

Más los cuerdos no necesitan entenderme,

Porque me disipo cuando me comprenden,

Y aparezco cuando en el espejo logran verme.

Tranquilo estarán conmigo, porque a nadie he abandonado,

Pero no todos corren con la misma suerte

Porque mas de alguno ha muerto estando a mi lado,

Igualmente quien me tenga lo acompañaré hasta su muerte.